Homosexualidad en la Biblia, Indicios y pruebas

Homosexualidad en la biblia

Hay una  frase atea modificada que dice “la única biblia que ilumina es la que arde en llamas”, sin embargo esto es muy tajante y poco sensato. El problema con la biblia radica en la interpretación de las instituciones religiosas, personas y sectas, que creen haber descubierto la única lectura válida a esta obra milenaria. Y es que ellos olvidan por completo que la biblia tiene eminentemente un carácter religioso, pues ese fue el propósito principal de su compendio, sin embargo no escapa de su legado histórico y cultural que ha permeado a lo largo de los siglos en nuestra cultura.

Homosexualidad en la biblia

Por esto es innegable que a esta obra milenaria se le puedan  dar varias lecturas y discusiones alejadas de cualquier doctrina religiosa. De la misma forma que a la Ilíada, por ejemplo.  Prueba de ello es la historia muy particular de David y Jonatán. Una historia que parece dar cuenta de indicios de homosexualidad en la biblia.

Es muy conocida la historia de David y Goliat. Pero muy poca gente sabe de la relación tan estrecha que sostuvo con Jonatán. Relación que para muchos es simplemente el símbolo de una amistad muy profunda y sincera (en la actualidad le llamamos bromance) Pero lo que está plasmado a lo largo del libro de Samuel es muy controvertido y rico para sembrar dudas sobre una relación muy poco común para los registros de su época.

Las pruebas

Después que Saúl es elegido rey por Jehová a través del profeta Samuel, Saúl desobedece los mandatos de dios. Por lo que cae de la gracia divina y es elegido David como futuro rey. Este último comienza sus hazañas; mata al gigante Goliat y a muchos filisteos durante sus campañas militares, con lo que su popularidad crece exponencialmente. Fama que genera  los celos de Saúl.  A pesar de lo anterior, el hijo de Saúl, Jonatán, queda embelesado con el joven pastorcito. La biblia al respecto dice en el libro de Samuel capítulo 18

Aconteció que cuando él hubo acabado de hablar con Saúl, el alma de Jonatán quedó ligada con la de David, y lo amó Jonatán como a sí mismo.

Y Saúl le tomó aquel día, y no le dejó volver a casa de su padre.

 E hicieron pacto Jonatán y David, porque él le amaba como a sí mismo.

Y Jonatán se quitó el manto que llevaba, y se lo dio a David, y otras ropas suyas, hasta su espada, su arco y su talabarte.

Homosexualidad en la biblia

A partir de aquí comienza la desnudez. Y es que cómo no quedar ligado a David. Si Samuel lo describe como ‘rubio, hermoso de ojos y de buen parecer’ todo un adonis. Por supuesto que Saúl al reconocer un rival para su trono comenzó a perseguirlo para asesinarlo. Sin importarle que lo hubiera hecho su yerno. Para ponerle mayor carga homoerótica al relato, David se convirtió en el cuñado de Jonatán.

Amor prohibido

Saúl ya había pasado de mandarlo a misiones suicidas a querer asesinarlo abiertamente. Sin embargo Jonatán intentó interceder por él en varias ocasiones. De esta manera desafió  a su padre protegiéndolo y ayudándolo a huir. De estas reuniones, en contra de la voluntad de su padre, hay diálogos que vuelven a poner en duda la naturaleza de sus afectos. En el mismo primer libro de Samuel capítulo 20, versículo 4 tenemos:

Jonatán dijo a David: lo que deseare tu alma, haré por ti

En el mismo capítulo, versículo 17:

Y Jonatán hizo jurar a David otra vez, porque le amaba, pues le amaba como a si mismo

Al despedirse en el versículo 41 y 42:

Luego que el muchacho se hubo ido, se levantó David de la parte del mediodía, é inclinóse tres veces postrándose hasta la tierra: y besándose el uno al otro, lloraron el uno con el otro, aunque David lloró más.

Y Jonatán dijo a David: Vete en paz, que ambos hemos jurado por el nombre de Jehová, diciendo: Jehová sea entre tú y yo, entre mi descendencia  y tu descendencia para siempre. Èl se levantó y se fue; y Jonatán entró en la ciudad.

Homosexualidad en la biblia

La muerte de Jonatán

Después de esta despedida con besos, promesas, llanto y dolor, no se volvieron a ver. Al término de varias vicisitudes, Saúl sería asesinado junto con sus hijos, incluido Jonatán, por los filisteos. Cuando David se enteró de la muerte de ambos, decide escribirles una endecha. Resaltando sus dotes de guerreros y su valor. Quizá nada extraño, considerando que David es un santo y había perdonado la vida a Saúl y que amaba a Jonatán. En la parte final en el segundo libro de Samuel, versículo 26  David se lamenta diciendo:

LEER MÁS  El campo magnético, misteriosa anomalía en la Ciudad de México

Angustia tengo por ti, hermano mío Jonatán, que me fuiste muy dulce: Más maravilloso me fue tu amor, que el amor de las mujeres.

Aquí termina la relación entre ambos. Por supuesto que hay tanto para discutir al respecto pues desde siempre se ha esgrimido la inocencia del amor fraternal. Sin embargo seríamos muy obtusos si no consideramos que el amor fraternal profundo, que en estos tiempo llamamos BROMANCE  no necesita esas palabras de afecto que en el contexto de su época y de su fuente nos dan alimento para nuestra suspicacia.

¿Amor fraternal o lecturas del imperio gay?

No es la intención adoctrinar ni refutar las creencias religiosas de ninguna institución o  secta. Simplemente es abrir la discusión sobre esta supuesta homosexualidad en la biblia. Sin olvidar que las referencias a la homosexualidad existen desde que se tienen registros. Por lo que no sería particularmente extraño encontrarlos en el pueblo hebreo. No es ni una invención de los medios ni ninguna moda. Desde que tenemos conciencia hemos visto relaciones homosexuales en diferentes periodos y culturas. Sobre su aceptación, tolerancia y apertura, eso es variable según la cultura de la que se trate.

Y hablando de cultura debemos considerar que la época entre la escritura del libro de Samuel y nuestro tiempo es tan grande, que las diferencias culturales son abismales. Por tanto estamos sujetos a las traducciones que disponemos, es decir, a la interpretación de los traductores. Traducir no es copiar y pegar en un traductor. Es interpretar desde un  lenguaje ajeno. Por tanto quizá  desde nuestra perspectiva actual vemos un romance gay, enclavado en la prohibición y el tabú, entre la restricción y el deseo. Un lindo pastor convertido en héroe en un crush con el valiente príncipe arquero, viril, fuerte y experimentado. O quizá nada de esto pasó y solo es una leyenda que tiene una intención que nuestra visión actual nos imposibilita discernir.

Además, si la homosexualidad no era bien vista por los hebreos, por qué escribir una con poca sutileza, por qué no borrar estos pasajes. ¿O acaso hubo una tozuda ingenuidad sobre las  posibles lecturas diferentes en los afectos de ambos? O mejor aún, quien escribió esta historia sabía y decidió dejarlo como un guiño para la posteridad.

Homosexualidad en la biblia

Sodoma y Gomorra

Sea cual sea la interpretación que vemos en esta historia homoerótica, nos permite inferir que si este relato permite lecturas alternas, por qué no todas las demás. Al final intentamos contextualizar todo esto en un marco ajeno a nuestro mundo. Una historia que no podemos traer a la realidad en toda su literalidad. Pero si podemos extraer su mensaje y verlo de manera universal, al  ver los celos de Saúl, el amor de Jonatán prohibido hacia David, la tristeza de este por separarse de Jonatán ¿Qué pasaría si hemos leído mal todo este tiempo la biblia?

Sodoma y Gomorra fueron quemadas y los religiosos afirman que como castigo a la homosexualidad. Pero la gente en estas ciudades no quería practicar un acto sexual consensuado. Los pobladores deseaban violar a hombres enviados por dios, hombres que no deseaban intimar. Ellos violaron leyes de hospitalidad y civilidad, a menos que sea una película porno, no llegan hombres atractivos, enviados por una deidad, dispuestos a participar en una orgía. El castigo no era a homosexuales, era a bullys, violadores, bribonzuelos y pillos.

Yo prefiero leer la biblia, un libro que ilumina sin la necesidad de arder en llamas. pero contextualizándola en su tiempo. En una sociedad  con reglas que servían a personas y civilizaciones ex profesamente a sus problemáticas.

Homosexualidad en la biblia

Juego de tronos

Cuando leo la historia de Jonatán y David, observo una de las primeras tragedias homosexuales jamás creadas; intriga, política, envidia, sexo, guerra, traición y muerte con dos hombres circuncisos en medio de un romance que es tabú. Y no, no es juego de tronos. Es la biblia que seguro está por allí en casa arrumbada. O en casa de los abuelos, padres o parientes abierta en el salmo veintitrés.  Tan manoseada y citada por los grupos fanáticos y sectarios.. Que buscan usar una pieza de nuestra vasta historia en contra de incontables grupos, entre ellos la comunidad gay. Quien no me crea que lea el libro de Samuel y verá  el cuadro completo de amor entre dos hombres del medio oriente en la antigüedad. Para que no le digan, para que no le cuenten.

Homosexualidad en la biblia

 

[Total: 2    Average: 4/5]

About author Ver todos los posts

Jhonybarrera