Las diez zonas arqueológicas más espectaculares de México

México podría definirse como una mega zona arqueológica. Prácticamente en toda su geografía se ha desarrollado una cultura o un conjunto de culturas. Hay zonas donde, si se excava por cualquier motivo, sea este realizar obras de infraestructura, reparar avenidas, buscar agua, etc., se hallarán objetos elaborados en la era prehispánica. Por todo ellos es difícil elegir un muestrario de sólo diez zonas arqueológicas.

Las zonas arqueológicas de México a las que el público puede acceder, se han convertido en muy importantes polos de atracción turística. En esta ocasión presentaremos sólo una muestra muy pequeña del vasto acervo arqueológico del país. Enumerar toda la existencia de estos lugares requeriría de toda una serie de artículos, así que sólo mencionaremos las más llamativas y espectaculares.

Comalcalco

A sólo 60 kilómetros de Villahermosa, Tabasco, se encuentra una misteriosa necrópolis. Se trata de Comalcalco, la más occidental de las zonas arqueológicas mayas. Su nombre significa Casa de los Comales, y así le llamaban los aztecas. Los mayas, en cambio le decían Joy Chan.

Los vestigios datan del periodo clásico maya, que tuvo lugar alrededor del año 800 de nuestra era.

 

El Tajín

El Tajín es una zona arqueológica cuyos vestigios datan del clásico. Se encuentra muy cerca de Papantla, en el estado de Veracruz. Durante su apogeo fue la capital del imperio totonaca, alrededor del año 975.

Entre lo más notable de este sitio se cuenta la Pirámide de los Nichos, así como varias canchas de juego de pelota.

Anualmente el gobierno estatal organiza un vistoso festival en esta zona arqueológica.

 La Quemada

En Villanueva, Zacatecas se encuentra la más septentrional de las grandes zonas arqueológicas mexicanas. Se halla a 56 kilómetros de la ciudad de Zacatecas, capital del estado.

Fray Juan de Torquemada pensaba que en este lugar se hallaba Chicomoztoc, el lugar de las siete cuevas de donde habrán partido los migrante nahuas que dieron origen a la cultura mexica.

Monte Albán

Monte Albán es el nombre en español de una ciudad fundada por los zapotecas a finales del preclásico tardío. Ellos le llamaban Dani Baá. Por su parte los mixtecos conocen este lugar como Yucucúi.

Durante siglos, Monte Albán fue la ciudad más poderosa en los valles centrales de Oaxaca, hasta que entró en decadencia alrededor del año 900.

La ciudad fue abandonada por las castas altas y parte del resto de la población al final del periodo zapoteca. Sin embargo, los mixtecos se adueñaron de ella en el posclásico.

Esta zona arqueológica se encuentra tan sólo a 10 kilómetros de la ciudad de Oaxaca, capital del estado del mismo nombre.

Tzintzuntzan

En el estado de Michoacán se levanta la zona arqueológica de Tzintzuntzan. Este lugar fue la capital de los purépechas. Esta etnia era rival de los aztecas, quienes nunca pudieron someterla. Los dominios purépechas, durante el inicio del siglo XVI se extendían por lo que hoy son regiones de Michoacán, Estado de México, Guerrero, Guanajuato y Jalisco.

Emplazada en las faldas de los cerros Tariáqueri y Yarahuato, la ciudad de Tzintzuntzan contaba con amplias terrazas y muy amplias plataformas.

Templo Mayor

En plena Ciudad de México se encuentra hoy un sitio arqueológico de excepcional importancia. Afortunadamente estos vestigios han sobrevivido al celo evangelizador de los frailes españoles y a la incesante modernización de la metrópoli.

Emplazada en un terreno de sólo 1.2 hectáreas, la zona arqueológica del Templo Mayor contiene varios templos: el de Huitzilopochtli, dios azteca de la guerra; el de Tláloc, dios de la lluvia, y dos templos rojos de Xochipilli, dios de la alegría. En este mismo sitio se hallala Casa de las Águilas, y al poniente se ha erigido un museo de sitio.

LEER MÁS  ¡Cómo verte genial en tu entrevista de trabajo!

La Venta

En Huimanguillo, Tabasco, en una isla del río Tonalá, se conservan importantes vestigios olmecas. Se trata de la zona arqueológica de La Venta. Este lugar fue la ciudad más importante de la cultura olmeca alrededor del año 650 antes de nuestra era.

El sitio ocupa doscientas hectáreas. Justo en el centro de la isla hay una plaza rectangular en torno a la cual se yerguen las ruinas de lo que fueron magníficos edificios olmecas. Una gran pirámide domina el centro del conjunto, y en los alrededores del mismo hay montículos que ocultan restos arquitectónicos aún inexplorados.

Tula, una de las zonas arqueológicas más antiguas

En el estado de Hidalgo se encuentran hoy los vestigios de lo que fue la principal ciudad tolteca: Tula, cuyo significado es ciudad, era conocía por sus habitantes como Tollan. La tradición tolteca enseñaba que de ahí partió Quetzalcóatl al destierro.

Tula fue la ciudad dominante durante el epiclásico. Su influencia se extendió por el centro de lo que hoy es México, se extendió hasta la región maya y alcanzó incluso a Nicaragua.

Chichén Itzá

Su nombre significa Boca del Pozo de las Brujas de Agua. Hoy esta zona arqueológica es considerada una de las nuevas siete maravillas del mundo. Esto s debe a los múltiples votos que obtuvo en un concurso realizado por New Open World Corporation, empresa perteneciente al magnate suizo Bernard Weber.

Este lugar tan atractivo para los turistas stá en el municipio de Tinum, dentro del estado de Yucatán. Aunque pertenece a la cultura maya, muestra una importante influencia tolteca. A esto se debe que el dios principal al que se dedicó el centro ceremonial sea Kukulkán, la versión maya de Quetzalcóatl.

Los edificios principales fueron erigidos durante el clásico tardío, alrededor del año 950 de nuestra era.

Cholula

La zona arqueológica de Cholula se encuentra en un municipio que lleva también el nombre de Cholula. Dicho municipio se halla hoy conurbado con la ciudad de Puebla, capital del estado mexicano del mismo nombre.

Esta zona arqueológica cuenta con la pirámide más grande del mundo. Los trabajos de excavación han dejado al descubierto un imponente conjunto piramidal. Éste se hallaba enteramente cubierto de tierra, circunstancia que hizo que los conquistadores españoles lo confundieran con un cerro y no lo destruyeran. En cambio, se conformaron con construir en la cima una iglesia, que hoy también es un monumento arqueológico de enorme importancia.

Tan sólo siete kilómetros separan este sitio del centro de la ciudad de Puebla. La historia de Cholula se remonta al preclásico tardío. Durante el periodo clásico Cholula se incorpora a la red comercial de Teotihuacan.

La ciudad fue ocupada durante una época por la cultura ñuiñe; posteriormente llegan los olmecas-xicalancas. Antes de la llegada de los españoles Cholula fue conquistada sucesivamente por toltecas y mexicas. Estos últimos lograron el apoyo cholulteco contra los tlaxcaltecas.

 

 

 

[Total: 0    Average: 0/5]

About author Ver todos los posts

Fermin