Mandala, la representación de la conexión entre el interior y la realidad externa

Imagen relacionada

En la prehistoria los hombres se empiezan a comunicar con sonidos y ademanes, tratando de transmitir sus sentimientos o situaciones cotidianas de su vida. Más adelante en Egipto, se desarrolló una escritura con base en jeroglíficos, que en un principio era una escritura sagrada pintada en las cavernas que habitaban para comunicar sus vivencias. Es así como nace el círculo; este símbolo sagrado es considerado un círculo mágico, una medicina del espíritu, usado en el Hinduismo, en el Budismo, en el Taoísmo y en el Sintoísmo.

Mandalas

El mandala tiene su origen en la India y significa “circulo o rueda”. Los elementos que forman el mandala tienen un significado, los colores con los que se pinta, están relacionados directamente con el estado de ánimo de quien los dibuja. Las imágenes del círculo mágico representan los símbolos en el hemisferio derecho que sustituyen a las palabras del hemisferio izquierdo. En este sentido las figuras representan la globalidad. De acuerdo con la cultura hindú el principio de la creación fue un sonido, y científicamente sabemos que las ondas sonoras se propagan en forma circular, el “principio” para los hindús fue un mandala.

La magia del mandala

Tradicionalmente se han usado como instrumento de meditación por aquellas personas que desean buscar dentro de sí el equilibrio emocional que los haga reencontrarse con “su propio yo”, o como lo llamara Jung, el “self o sí mismo interno”. Según este psiquiatra, los mandalas tienen significado para aquellas personas que buscan su crecimiento personal y espiritual.

Pintar, observar o decorar los mandalas nos permite tener un momento de relajación, de meditación; en donde podemos lograr respiraciones profundas, sentir la sangre trascurrir por nuestro cuerpo, despertar nuestros sentidos, de tal manera que reducimos nuestros niveles de estrés, nervios, depresión, bajo autoestima, proporcionándonos un momento de concentración, libertad, creatividad y decisión.

El psicólogo Carl Gustav Jung (1875 – 1961) acostumbraba interpretar diariamente sus propios sueños transformándolos en mandalas. De esta manera estableció la relación entre ellos y su “propio yo”. A partir de allí desarrolló su teoría sobre los mandalas como modelo arquetípico y su relación con la psique humana, es decir, el mandala representa la conexión entre nuestro interior y la realidad externa.

LEER MÁS  Los Orishas y su parecido con la religión católica

Resultado de imagen para mandalas con significado

¿Cómo dibujar un mandala?

Como ya lo mencioné, el mandala o “círculo mágico” nace de nuestra inspiración, y aunque es un diseño un poco complejo, todos lo podemos hacer, mi sugerencia es que empieces del centro, (ya que todo círculo tiene un centro) dibujando un punto, posteriormente puedes realizar  tres o más círculos concéntricos con la finalidad de que tengas una guía para tu diseño y de ahí vayas extendiendo tu imaginación en todo lo ancho de tu pliego de papel. El mandala puede estar combinado con otras figuras geométricas o símbolos como los cuadrados, triángulos, rectángulos e inclusive algunos emblemas que tengan un significado preciso para el dibujante.

Significado

El dibujante del mandala tiene el beneficio de darle el significado que más represente su “interior”, ya sea en un momento actual o un futuro deseable. A continuación te dará algunas guías para que dibujes tu mandala, aunque recuerda que tienes el poder de dibujarla y colorearla libremente.

Círculo: Perfección, cosmos, movimiento, cambio,  el verdadero yo, seguridad, lo absoluto.

Cuadrado: Estabilidad, equilibrio, energía, vitalidad, entusiasmo.

Triángulo: Plenitud, pasión, transformación, el inconsciente.

Cruz: Decisiones, unión de dos aspectos opuestos (cielo y tierra, vida y muerte, lo consciente y lo inconsciente), diferentes direcciones.

Rectángulo: Estabilidad, inteligencia, vida terrenal, riqueza, sustento

Pentágono: Silueta del cuerpo humano, los cinco elementos (tierra, agua, fuego, metal, madera), inteligencia, poder.

Hexágono: Unión de los contrarios, impulsividad, agresividad

Corazón: Amor, felicidad, alegría, sentimiento de unión, amistad.

Laberinto: Búsqueda interior, necesidad de encontrar el propio centro.

Mariposa: Transformación, autorenovación, evolución.

Estrella: Espiritualidad, libertad, salvación, imaginación.

Espiral: Vitalidad, curación, flujo energético.

Resultado de imagen para mandalas con significado

“La vida de cada persona es como un mandala.
Un vasto círculo ilimitado. Estamos en el centro de nuestro propio círculo,
y todo lo que vemos, oímos y pensamos son formas del mandalas de nuestras vidas”

Pema Chodron

[Total: 1    Average: 5/5]

About author Ver todos los posts

Ale

Licenciada en Pedagogía, graduada de la Universidad Veracruzana en la ciudad de Xalapa.