House Sitting, cuidadores de casas

La nueva tendencia conocida como “House Sitting” permite que viajeros de todas partes, recorran el mundo sin pagar hospedaje.

Es simple, se trata de cuidar casas (a veces también, mascotas) mientras sus dueños se ausentan por un período de tiempo determinado.

 

A través de esta innovadora tendencia, son muchos los viajeros que ya recorren el mundo sin pagar un solo centavo de hospedaje.

Vale aclarar, que no está muy difundida aún en Latinoamérica, pero para aquellos interesados en recorrer Euorpa, Asia  u Oceanía y que cuenten con poco presupuesto, ésta técnica podría ser de gran utilidad.

Existen varios portales dedicados a unir “House sitters” con “owners” (los dueños de casa que necesitan de este servicio). Algunos de ellos son:

*www.housecarers.com

*housesitter.com

*www.mindmyhouse.com

*www.trustedhousesitters.com

¿Cómo funciona?

Todo aquel que quiera ser inquilino temporal en alguna parte del mundo, debe ingresar a cualquiera de los portales especializados, registrarse y completar los datos solicitados. Muchas veces, además de la información personal, las páginas solicitan alguna breve descripción de la persona que está completando el registro, a modo de presentación para aquel que los vaya a contactar.

A tener en cuenta: estos portales cobran un abono anual por registrarse. Los precios varían, pero así y todo, resulta mucho más económico que el gasto que se tiene en hospedaje cuando se realiza un viaje por tiempo prolongado o indeterminado.

LEER MÁS  La mascota de tu pareja, ayuda, beneficios y responsabilidades

La función principal del inquilino va a ser cuidar de manera responsable el hogar. Esto incluye realizar las tareas indicadas para mantener el lugar en condiciones, y muchas veces puede incluir también, el cuidado de las mascotas del dueño de casa.

Todo esto debe realizarse con la condición pre establecida de que no habrá intercambio económico alguno entre las partes en concepto de alquiler o renta. Aunque a veces, la lista de tareas a realizar durante el cuidado de la vivienda puede incluir labores muy puntuales o específicas o ser muy numerosa o extensa, y esto puede producir que el “house sitter” perciba alguna retribución monetaria a cambio por parte del “owner”. Pero esto no sucede en la mayoría de los casos, y de todas maneras, nunca debe tomarse como una oportunidad de negocio, sino como un simple intercambio donde ambas partes se ven beneficiadas.

 

Nueva Zelanda, uno de los destinos más elegidos por los House sitters

 

[Total: 0    Average: 0/5]

About author Ver todos los posts

estefania