El extraño duende llamado Pedro de Wyoming

En junio de 1934, 2 buscadores de oro, que habían estado investigando las montañas de San Pedro en Wyoming, se toparon con una pequeña caverna enterrada en la profundidad de una gruesa roca. Cuando la tierra comenzó a moverse, los exploradores encontraron algo sorprendente: con dudas, pero al final se dieron cuenta que eran unos restos bien conservados, pero muy antiguos, de un pequeño ser humano. Los orígenes de esta criatura con cuerpo y forma de un ser humano son un misterio.

Las tribus nativas de la localidad eran famosas por contar historias de ese tipo tan extraño que habian encontrado los exploradores «gente pequeña», «pequeños espíritus», o los Nimeriga. En algunas de estas historias, la gente pequeña contaba con poderes mágicos, o poderes curativos. Otros cuentan que se trataba de una tribu agresiva que atacaba a los nativos con flechas envenenadas.

El descubrimiento la figura momificada atrajo mucha gente a la zona, cuestionando porque esa figura tan misteriosa fue encontrada en ese lugar, aparte de otras preguntas de la zona y creando mucha controversia. Hubo quienes dudaron de la historia de los buscadores pensando que les querian ver el pelo, creyendo que eran falsos los restos y afirmando que todo era un engaño como en un circo. Los científicos se presentaron también en masa con un profundo deseo encontrar la verdad oculta tras esta pequeña persona, apodada “Pedro”. Sentado tenia una altura de seis pulgadas y media, y de pie una altura estimada de 14 pulgadas: era evidente que estos no eran unos restos ordinarios.

LEER MÁS  El símbolo de la calavera mexicana

El descubrimiento de lo que parecía un duende llevó a la especulación de que los restos no eran más que un fraude como lo hace algún circo en nuestros días. La sustancia gelatinosa en la cabeza de Pedro llevó algunos a creer que la momia eran de un niño fallecido, recuperado de una instalación médica, o que los buscadores habían creado los restos utilizando una cruda forma de taxidermia. Por otra parte, otros siguen pensando que los restos eran reales de una raza tipo “duende”, como la mencionada en las leyendas de los pueblos indígenas de Wyoming. Fue difícil para muchos asimilar que un ser humano obtuviera una pequeña estatura pudiese ser un adulto.

Con la medicina moderna sin duda podrían llegar mas a fondo sobre lo que tenia en la cabeza hablando de esa sustancia gelatinosa que se encontró y también el origen de su procedencia, ademas de una edad aproximada dependiendo de una investigación exhaustiva, pero dicho duende desapareció.

Se dice que dichos restos fueron expuestos en diversas exposiciones para atraer la atención de las personas, en la década de los años 40 del pasado siglo XX y que luego fueron comprados por un hombre llamado Ivan Goodman. Después de la muerte de Goodman en 1950, pasaron a un hombre llamado Leonard Waller y desde entonces se les perdió la pista sin rastro alguno.

 

Fuente: WyoHistory

[Total: 0    Average: 0/5]

About author Ver todos los posts

mocte